Bienvenido a Granja Valleval

Granja Valleval es una empresa productora y comercializadora de huevo. Para conseguir la mayor calidad en el alimento de las aves utilizamos materias primas 100% naturales como trigo, maíz, cebada y soja.

Granja Valleval cuenta con la más alta tecnología para la producción de alimentos y demás procesos necesarios con el fin de hacer llegar a sus casas un producto de la mayor calidad posible.

5 recetas con huevo fáciles y llenas de sabor

Por granjavalleval Hace 1 mes
Inicio  /  Recetas con huevos  /  5 recetas con huevo fáciles y llenas de sabor

Si buscas recetas con huevo fáciles de hacer y que estén llenas de sabor, has llegado al sitio adecuado. Su gran versatilidad permite crear diferentes recetas saludables, sin necesidad de tener conocimientos previos de cocina.

Los huevos frescos permiten un cocinado rápido y combinan con muchos otros ingredientes. Es, además, un alimento muy saludable con gran aportación de nutrientes. La composición nutricional del huevo destaca por su equilibrio entre las proteínas y los lípidos. Es tu aliado para solucionar comidas o cenas de emergencia y siempre tienes alguno en la nevera (a veces solitario, pero no necesitas más).

Apunta estas 5 recetas con huevo fáciles de hacer y muy deliciosas para degustar en el momento que más te apetezca.

1. Huevo pochado

El huevo pochado es ideal para desayunos, almuerzos, comidas o cenas. En definitiva, es ideal para cualquier momento del día.

Solo tienes que poner cuatro tazas de agua en un cazo o cazuela. Pones el fuego al máximo y lo llevas a ebullición.

Añade dos cucharadas de vinagre blanco y una pizca de sal.

Cuando empiece a burbujear, cascas el huevo y lo echas en el agua hirviendo (¡cuidado no te quemes! Que son recetas con huevo fáciles pero hay que tener cuidado en la cocina)

Después de 3-4 minutos el huevo estará listo. Sácalo con mucho cuidado, por ejemplo con una espumadera, para evitar que se rompa.

¡Y a disfrutar!

Ideas de combinaciones: salmón ahumado y aguacate.

2. Huevos fritos

Los huevos fritos son una opción muy socorrida en las comidas de emergencia. Te contamos los trucos para que consigas un resultado en el que puedas mojar el pan y degustar la famosa puntillita.

Pon aceite en una sartén y espera a que esté bien caliente. Echa el huevo con cuidado, para evitar que se rompa. Añade sal al gusto.

Con una espumadera o cuchara mueve el aceite que hay en la sartén para que cubra la yema y quede bien jugosa.

Si quieres que sepa menos graso, cuando lo saques ponlo en un plato que tenga un papel de cocina. Así absorberá el aceite sobrante.

No esperes mucho a comerlo, ¡que frío no gusta!

Puedes combinarlo con chorizo o jamón serrano.

3. Huevos a la plancha

La plancha es la alternativa al huevo frito para obtener el mismo resultado en textura, pero mucho más saludable.

Si no tienes plancha, puedes hacerlo usando una sartén (la más nueva que tengas) y no ponerle nada de aceite. Solo con el calor el huevo se cocinará. Añade sal al gusto y, para evitar que se pegue, utiliza utensilios de madera.

Estás ante una de las recetas con huevo más fáciles y saludables.

Acompáñalo con una ensalada (y tendrás un plato más sano que los de Arguiñano).

4. Huevos duros

Los huevos duros también se conocen como huevos cocidos o huevos sancochados. Lo cierto es que no sabemos por qué le llaman “duros” si quedan muy tiernos después de cocerlos en agua hirviendo.

En cualquier caso, la receta es muy sencilla. En primer lugar pones agua a hervir en un cazo o cazuela. Cuando el agua llegue a ebullición añade los huevos enteros (cáscara incluida). Espera hasta que vuelva a hervir y, justo ahí, cuando ves de nuevo las burbujas, baja el fuego un par de puntos y déjalos cocer durante 8-10 minutos y estarán hechos por dentro. ¡Y a disfrutar!

Como truco, para pelarlos, mejor espera a que se enfríen (si vas con prisa puedes ponerlos en un colador y echarles agua fría).

El tomate, el queso, el atún, la bechamel o la mahonesa son buenos acompañantes de esta forma de cocinado.

Puedes elaborar recetas con huevo fáciles o ponerlos como ingrediente adicional a otras preparaciones más elaboradas.

5. Huevos revueltos

Los huevos revueltos permiten preparar un plato sano y nutritivo en muy poco tiempo. Casca dos huevos por persona en un bol o en un plato hondo y bátelos con un tenedor.

Ahora llega el momento creativo: ¿qué puedes añadirle? Queso, atún, cebolla, guisantes, setas, champiñones, jamón, chorizo, bacon…

Solo tienes que mezclarlo con lo que más te guste y ponerlo en la sartén, previamente calentada con un hilo de aceite de oliva.

¡Y a disfrutar!

 

Como has podido comprobar, hay miles de maneras de preparar este alimento: huevos rellenos, en tortilla, escalfados, etcétera.

Cuéntanos cuál es tu preferida y si conoces más recetas con huevo fáciles de preparar, no dudes en contárnoslas 😉

Categoria:
  Recetas con huevos
esta noticia fué compartida 0 veces
 000
Sobre

 granjavalleval

  (43 artículos)