Bienvenido a Granja Valleval

Granja Valleval es una empresa productora y comercializadora de huevo. Para conseguir la mayor calidad en el alimento de las aves utilizamos materias primas 100% naturales como trigo, maíz, cebada y soja.

Granja Valleval cuenta con la más alta tecnología para la producción de alimentos y demás procesos necesarios con el fin de hacer llegar a sus casas un producto de la mayor calidad posible.
  • Bienvenido a
    GRANJA VALLEVAL

    En la Granja Avícola Valleval tenemos producción
    propia y estamos cerca de nuestros clientes.
    Por eso la frescura de nuestros productos está garantizada.

     

  • Cerca de tí

    La gran distribución, hoy más que nunca, exige que todos los huevos sean, ante todo, frescos; la mejor forma de asegurarlo es que los productos estén próximos al punto de venta y que la logística sea eficaz.

  • CALIDAD
    y experiencia

1
/
3
/

Venta de huevos al por mayor

Con más de 50 años de experiencia en la producción y venta de huevos de gallina y ovoproductos. Especializados en huevo líquido y pasteurizado, para industria, hostelería y pastelería al por mayor.

Innovación

Creemos en el futuro porque estamos orgullosos de nuestro producto. Queremos estar allí donde la creatividad está unida a la pasión por la cocina.

La mejor calidad

Nuestras gallinas ponedoras están sometidas a controles veterinarios y sanitarios exhaustivos y permanentes. Es por ello que ofrecemos la mejor calidad, para que nuestros clientes queden completamente satisfechos. Y por supuesto, al precio más competitivo.

NUESTRA PASIÓN

OBTENER UN HUEVO DE EXCELENCIA

Ver mas

Nuestros Productos

¿Te gusta lo que ves? Ponte en contacto con nosotros.

0Puntos de venta
0Huevos producidos (en docenas)

COMPAÑÍA GRANJA VALLEVAL

Nuestra granja consta de 8 naves con capacidad para 350.000 gallinas ponedoras, con instalaciones totalmente renovadas, garantizando el máximo bienestar de las aves. Disponemos de un centro de clasificación de huevos, envasado y expedición, así como una planta para la fabricación de ovoproducto.

Ver mas

Últimas Noticias

Las últimas noticias de Granja Valleval

¿Cómo hacer un tronco de Navidad?

13 diciembre, 2019
El tronco de Navidad es una receta muy típica de esta época del año. Tanto si eres muy cocinitas como si simplemente quieres empezar a hacer repostería, el tronco de Navidad es una buena manera de comenzar, ya que no es muy difícil. En este artículo, vamos a explicar una sencilla receta con la que podrás sorprender a tus invitados en alguna cena o comida. Pero primero, vamos a ver qué ingredientes necesitamos para hacer un tronco de navidad para 8 personas: • Para el bizcocho: 8 huevos, 100 g de harina, 100 g de azúcar, 1 pizca de sal, 250 g de nata líquida para montar. • Para la cubierta: 150 g de chocolate negro en tableta, azúcar glaseado. Cómo elaborar el tronco de Navidad Para hacer nuestro tronco de Navidad, vamos a seguir una serie de sencillos pasos que vamos a explicar a continuación: 1. Para empezar, separamos las claras de las yemas con un separador de claras. 2. Para preparar la cobertura, calentamos la nata hasta que hierva y añadimos el chocolate para que se disuelva. Removemos bien para que se mezclen, y una vez que sea homogénea, la dejamos enfriar en el frigorífico. 3. A continuación, precalentamos el horno a 180º o 200 en función de la potencia del mismo. 4. Seguidamente, para hacer el relleno, mezclamos las claras con el azúcar y batimos la mezcla con una batidora de varillas hasta casi montarlo, es decir, hasta que quede una mezcla bastante blanca y espesa. Después, hacemos lo mismo con las yemas: las mezclamos con el azúcar restante y batimos hasta que se espesen y su color se aclare. 5. Añadimos las yemas a las claras en tres veces. Y batimos la mezcla. 6. Posteriormente, añadimos la harina y la sal y removemos con suavidad, pero con constancia para que no queden grupos. 7. Una vez hecho esto, depositamos la mezcla de manera homogénea en una bandeja de horno. Previamente habremos colocado un papel de horno para poder sacarlo después más fácilmente. Horneamos durante 10 – 15 minutos según la potencia del horno. 8. Cuando se haya dorado un poco y tenga una textura esponjosa, lo sacamos y lo enrollamos con cuidado. Así, lo dejamos reposar unos minutos sobre un paño húmedo hasta que se enfríe. Los últimos toques: añadir el relleno y preparar la cobertura Para añadir el relleno, desenrollamos el bizcocho y añadimos la mezcla preparada en el paso 4. También podemos recortar los bordes para que queden más uniformes. Una vez repartido el relleno de manera homogénea, volvemos a enrollar el bizcocho con cuidado y añadimos la cobertura hecha en el paso 2 que habíamos dejado enfriando en el frigorífico. De igual manera, podemos añadir parte de la mezcla para la cobertura como relleno. Si queremos decorarlo un poco más, hacemos surcos con un tenedor en la superficie para simular la textura de un tronco. Por último, solo queda añadir el azúcar glaseado por encima…¡Y a disfrutar! Esperamos que con esta receta puedas elaborar

¿Venta de huevos para distribuidores? Granja Valleval

20 noviembre, 2019
Encontrar una empresa de venta de huevos para distribuidores y dar con la adecuada no siempre es tarea sencilla. Probar con un nuevo proveedor genera dudas acerca de si su producto es bueno o si sus servicios serán eficaces y de confianza. A la hora de comprar huevos al por mayor, el comprador quiere garantías de calidad y frescura de los huevos. De igual modo, la rapidez en la entrega y la capacidad de respuesta en caso de problemas son claves. En Granja Valleval nos dedicamos a la venta de huevos para distribuidores desde 1956. Por este motivo, sabemos que la calidad y la seguridad alimentaria son dos pilares fundamentales que deben guiar la producción. En este artículo, vamos a explicar qué garantías ofrecemos nosotros. Nuestras garantías en la venta de huevos para distribuidores En Granja Valleval llevamos 50 años dedicados a la producción y comercialización de huevos y ovoporductos al por mayor. Hoy en día, seguimos innovando para ofrecer lo mejor a nuestros clientes. A continuación, vamos a explicar las garantías que ofrecemos en la venta de huevos para distribuidores: • Nuestros huevos son “kilómetro 0”. ¿Qué significa eso? Que los huevos que producimos no recorren grandes distancias, por lo que su sabor y frescura no se estropean en el recorrido. Además, críamos a nuestras gallinas desde que son polluelos. Durante las primeras semanas hasta que inician la puesta de huevos, permanecen en instalaciones adecuadas para ellas según la normativa vigente. Posteriormente, son trasladadas a otro entorno más apropiado para su nueva etapa como ponedoras. En todo momento, las gallinas cuentan con una alimentación equilibrada y suministro de agua a libre disposición. Los huevos se recogen automáticamente y se trasladan a un centro de clasificación donde, aquellos de mejor calidad, son seleccionados, envasados y preparados para transportarlos a los diferentes puntos de venta. De todo ello, nos encargamos en Granja Valleval. • Instalaciones punteras y profesionales preparados. Contamos con unas instalaciones dotadas con las últimas tecnologías y completamente automatizadas para mantener el control sobre el procesado. Por otro lado, un proceso de producción estable que funcione como un reloj es muy importante para garantizar la calidad de los huevos. Por eso, apostamos por la formación constante de nuestros profesionales y por la innovación en todo lo que hacemos. En último lugar, contamos con un sistema logístico que garantiza unas correctas condiciones de transporte del producto hasta la llegado al punto de venta. Nuestras garantías están acreditadas Los certificados, si bien no son algo imprescindible, constituyen una manera de demostrar calidad en el proceso de producción y venta de huevos para distribuidores. En Granja Valleval contamos con el certificado IFS Food, una norma internacional que certifica el cumplimiento de una serie de requisitos en cuanto a calidad, higiene y seguridad en el proceso productivo, y sostenibilidad y respeto por el medio ambiente en la producción. Nuestro trabajo no termina con la venta Finalmente, en Granja Valleval no nos limitamos a vender nuestros productos y ya está. Somos una empresa comprometida con

La verdad sobre por qué hay huevos blancos y marrones

31 octubre, 2019
¿Te has preguntado por qué hay huevos blancos y marrones? ¿Qué diferencia hay entre unos huevos y otros? ¿Cuáles deberías elegir? Estas y otras preguntas son las que vamos a responder en el artículo de hoy sobre por qué hay huevos blancos y marrones. Descubre por qué hay huevos blancos y marrones La respuesta sobre por qué hay huevos blancos y marrones está en la raza de la gallina. Hay gallinas marrones y gallinas blancas. Las primeras ponen huevos marrones, mientras que los huevos de las últimas son blancos. Sin embargo, estos no son los únicos colores que existen en materia de huevos. Podemos encontrarlos moteados e incluso, azules. ¿Qué huevos son mejores: los marrones o los blancos? La verdad es que…ninguno. O lo que es lo mismo, los dos son de la misma calidad. Esto se debe a que el color de la cáscara no tiene nada ver con la calidad del huevo ni con su sabor. Esta tiene más relación con la alimentación que se le dé a la gallina. Entonces si no son de mejor calidad, ¿por qué los huevos marrones son más caros? La clave está en el tamaño. Las gallinas marrones son más grandes que las blancas, por lo que necesitan más alimento. Esta mayor cantidad de comida queda luego reflejada en el precio de los huevos. ¿Los huevos marrones son más duros? Habrás notado que unos huevos tienen la cáscara mas dura que otros. Esto no se debe al color, ni mucho menos, sino a la edad de la gallina ponedora. Las gallinas jóvenes ponen huevos con la cáscara más dura. Mientras que las gallinas de mayor edad ponen huevos con la cáscara más fina. ¿Por qué son más habituales los huevos marrones? Existe la percepción de que un huevo marrón es más natural, más de campo y, por tanto, mejor que uno blanco. Por ello, la demanda de huevos marrones es mayor. Lo que ha llevado a que las granjas, como Granja Valleval, se centren en la producción de huevos marrones, dejando de lado la de los blancos. Esperamos haber respondido todas tus preguntas acerca de por qué hay huevos blancos y marrones. ¿Sabías ya por qué hay huevos blancos y marrones? Ahora ya sabes que el color de la cáscara no hace ni mejor ni peor a un huevo. Lo que diferencia a un huevo es su frescura, su trazabilidad, etc. Por lo que lo único que tienes que hacer es disfrutar de ellos en sus múltiples variantes de preparación. Y sin preocuparte tanto por el color a la hora de comprarlos.  Y tú, ¿qué huevos compras? Escríbenos a granja@granjavalleval.com y haz tu pedido al por mayor.   

La dieta ovolactovegetariana, la más saludable de las vegetarianas

20 septiembre, 2019
¿Alguna vez te has preguntado en qué consiste la dieta ovolactovegetariana? Es un tipo de dieta vegetariana, pero menos estricta que otras dietas, pues incluye una mayor variedad de alimentos. Debido a su variedad, también es más equilibrada, ya que está constituida por lácteos, huevos, cereales, legumbres, frutas, verduras, semillas, frutos secos y aceites. De este modo, se cubre la ingesta necesaria de proteínas, vitaminas y minerales. Así que, con una correcta planificación, la dieta ovolactovegetariana, que vamos a explicar hoy, puede ser una opción muy saludable y completa, que cuenta con varias ventajas: • Reduce el estreñimiento. • Facilita la digestión. • Previene la aparición de enfermedades como la diabetes. • Mantiene el colesterol a raya. En el artículo de hoy vamos a ver en qué consiste y cuáles son las claves para una dieta ovolactovegetariana equilibrada. La dieta ovolactovegetariana y los grupos alimentarios • Lácteos. Como los lácteos están admitidos, es posible obtener proteínas de origen animal y también vitamina A y calcio, hidratos de carbono y grasas. La leche y sus derivados, como el queso, el yogur o la mantequilla forman parte de este grupo. • Huevos. La dieta ovolactovegetaria elimina de la ecuación tanto carnes como pescados, pero ¡admite el huevo!. Los huevos son ricos en proteínas de alto valor biológico, más completas incluso, que las de carnes y pescados. Lo mejor es que pueden ser consumido de múltiples formas: en tortilla, escalfado o como ingrediente de postres y salsas. Dos nuevas incorporaciones • Tubérculos, legumbres y frutos secos. Los tubérculos, (patatas, batatas o boniatos),  las legumbres (judías, garbanzos, lentejas, habas o soja) y los frutos secos son ricos en hidratos de carbono y proteínas. Por eso, son una parte imprescindible de la dieta. Sin embargo, las proteínas de origen vegetal son menos completas que las de origen animal. Ello hace necesario combinarlas con otras legumbres o con cereales para incrementar su valor nutricional. • Hortalizas y verduras. Apenas contienen grasa y aportan fibra, numerosas vitaminas y antioxidantes, por lo que se consideran esenciales en toda dieta, no solo en la dieta ovolactovegetariana. Pueden consumirse tanto crudas (lechuga, pepino, zanahoria o maíz), como cocinadas (espinacas, brócoli, guisantes o alcachofas). • Fruta. Son alimentos que, al igual que las verduras y hortalizas, apenas contienen grasa, y aportan gran cantidad de vitaminas y nutrientes, lo que las hace esenciales en cualquier dieta. Son alimentos que pueden consumirse sin ningún tipo de preparación, lo que facilita enormemente su ingesta. • Cereales. Forman parte de este grupo el trigo, el arroz, el maíz o la avena, y son una importante fuente de hidratos de carbono, calcio, potasio, fósforo, hierro o zinc. Sometiéndolos a diversos procesos de transformación se pueden obtener productos como pasta, pan y dulces. • Los aceites y las grasas. Los aceites se obtienen al someter presión sobre diversas semillas, como las de girasol maíz, soja, sésamo…Son fuente de vitaminas A, D o E y, por lo tanto, antioxidantes. Estas mismas semillas también pueden servir como acompañamiento de varios

La correcta conservación de los huevos frescos: por qué es necesaria

30 agosto, 2019
¿Por qué guardamos los huevos en la nevera si en la tienda están en la estantería? Ésta y otras claves sobre la conservación de huevos frescos son desveladas aquí. Los huevos frescos son una parte esencial de nuestra dieta. Muchos procesos culinarios cuentan con este ingrediente. Esta elección no es solo por las proteínas de gran calidad que aportan, sino también por las múltiples opciones de preparación que ofrece. ¿Cómo te gusta más: cocido, hervido, escalfado, frito, en revuelto, en tortilla…? Al tratarse de un alimento, tanto las gallinas ponedoras como los propios huevos siguen estrictos controles sanitarios. Gracias a ellos se puede asegurar su seguridad y calidad. Sin embargo, esto no es suficiente para garantizar la conservación de huevos frescos. Para evitar la transmisión de salmonella es necesario adoptar ciertas medidas a la hora de manipular y conservar los huevos. Así que, en este artículo, vamos a explicar 5 consejos con los que nos aseguraremos de estar manteniendo un correcto sistema de conservación de huevos frescos. 5 consejos para la conservación de huevos frescos Otras maneras de verificar su frescura es observar la cáscara en busca de grietas, roturas o suciedad. Si la yema tiene una mancha roja o la clara tiene grumos, no te preocupes, porque es normal y al huevo no le pasa nada malo. A continuación te facilitamos una serie de consejos para la conservación de los huevos frescos Evita contrastes de temperatura, sobre todo de bajas a altas temperaturas. En casa esto se consigue guardándolos en el frigorífico, ya que es el único lugar “fresco y seco” donde la temperatura, que debe ser entre 1 ºC y 10 ºC, es constante, algo fundamental para la conservación de huevos frescos. Los cambios bruscos pueden provocar humedades en la cáscara y favorecer la proliferación de gérmenes. Lávalos y sécalos antes de usarlos para eliminar posibles restos insalubres. Pero recuerda que no debes lavarlos y volver a guardarlos. De hacerlo, estarías eliminando la protección natural del huevo y haciéndolo vulnerable a la entrada de microorganismos.  Cambia el recipiente original. Esto es aconsejable para evitar la entrada de contaminantes del envase en el frigorífico. Las neveras suelen tener un lugar específico en la puerta donde guardar los huevos de forma segura, evitando que entren en contacto con otros alimentos que puedan contaminar el huevo. También la temperatura es más baja, algo importante para la conservación de huevos frescos. No los rompas en el mismo recipiente en el que los vas a batir para evitar que caigan trozos de cáscara. Respetar la fecha de consumo aconsejada. Generalmente, un huevo se mantiene fresco 28 días. Un truco para saber si el huevo es fresco es sumergirlo en un poco de agua con sal. Si se hunde es fresco, pero si flota es que ha caducado y es mejor retirarlo. Esperamos que estos consejos para la conservación de huevos frescos os resulten útiles. Para concluir, puedes conocer la acreditación que el International Featured Standard ha otorgado a los huevos de Granja Valleval.